• TIENE RAZÓN EL MOVIMIENTO MAGISTERIAL / Roberto Álvarez Heredia




    Por 

    Ávido leí el decreto por el que se reforman los artículos 3 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que trae la tan mentada y traída reforma educativa, que llevó a los maestros adheridos a la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) y al Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) a salir de sus aulas, abandonar sus alumnos y luchar contra los cambios constitucionales en materia educativa. Y sólo puedo decir que el movimiento disidente del magisterio tiene razón.

    Porque la reforma constitucional tiene un trasfondo crucial: disminuir la influencia de los poderes fácticos en los asuntos de la educación y recuperar las riendas del sistema educativo por parte del Estado. Y hay que reconocer que los cambios en la carta magna son un clavo en el corazón del SNTE y la CNTE, que protagonizan los segundos (CETEG) un bloqueo permanente a edificios públicos, toma de carreteras y casetas de peaje en Guerrero.

    Nomás chequen el dato: El ingreso al servicio docente y la promoción a cargos con funciones de dirección o de supervisión en la educación básica y media superior que impartía el Estado, eran exclusivos del SNTE y de la hermana fea de Elba Esther Gordillo: La CNTE y la CETEG en Guerrero. Ahora resulta que los cargos educativos serán determinados mediante concursos de oposición a quienes garanticen la idoneidad de los conocimientos y capacidades que correspondan. Zas!

    Se establece el Servicio Profesional Docente y se crea el Sistema Nacional de Evaluación Educativa, que será coordinada por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, responsable de evaluar la calidad, el desempeño y resultados de los maestros. ¿Y los líderes apá?

    No cabe duda: Terminaron los días de gloria para los acaudalados líderes magisteriales, que ponían y quitaban a su antojo; se acabaron las prerrogativas en los espacios de decisión en los cuales nunca debió existir concesión y se canceló la tradición de la negociación rutinaria de las plazas. El sindicato y su disidencia deberán concentrarse ahora en los asuntos estrictamente laborales, salariales y profesionales… Ah! Y regresar a sus aulas.  

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez