• Hacker convicto toma clase de computación y hackea los PCs de la cárcel




    Uno pensaría que si alguien está preso por crímenes cibernéticos lo más probable es que sepa suficiente sobre computación. Por alguna razón, se le permitió a Nicholas Webber, detenido en octubre de 2009 cuando tenía 18 años por manejar un sitio con tutoriales sobre cómo realizar estafas online, tomar una clase de tecnologías de la información dictada en la cárcel.

    Webber manejaba el sitio GhostMarket.net, donde se vendían tarjetas de crédito robadas y se entregaban consejos sobre cómo robar identidades y realizar estafas. Según las autoridades británicas, GhostMarket contaba con 8.500 miembros y pudo ser relacionada con fraudes por USD$12 millones. Webber fue sentenciado a cinco años de prisión en mayo de 2011, y fue puesto en una cárcel en Londres.

    De alguna manera, el hacker logró entrar a la clase, y desde allí logró hackear al computador principal de la prisión. Al momento del incidente el sistema computacional “era una red cerrada. No hubo acceso a información personal, a internet o a otros sistemas de la prisión”, declaró un vocero. El Daily Mail, sin embargo, señala que las acciones de Webber provocaron “gran pánico” aun cuando no está claro a qué es lo que logró acceder el joven.

    El hackeo ocurrió en 2011, sin embargo, se hizo conocido recién ahora debido a que Michael Fox, el profesor de la clase, está demandando a la prisión por despido injustificado, afirmando que él no sabía que Webber era un hacker, y que no fue su decisión ponerlo en la clase. Quién lo admitió en el curso sigue siendo un misterio.




    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez