• Gobierno Chino creará un sistema operativo nacional basado en software libre




    El Gobierno Chino ha anunciado un acuerdo con Canonical, la firma detrás de Ubuntu, para crear un nuevo sistema operativo en software libre que se adapte a las necesidades de los consumidores chinos. La colaboración resultará una versión de Ubuntu llamada Kylin, que se estrenará en abril. El acuerdo, confirmado por Canonical, se ve también como un claro intento por parte de China de depender menos del software creado por compañías occidentales (Microsoft, Apple, Google...).

    La alianza con Canonical es parte de un plan de 5 años del gobierno de China para reforzar el uso del software libre en el país. Detrás puede estar además la intención de dificultar los ataques informáticos a intereses chinos por parte de gobiernos extranjeros. De hecho, una versión anterior de Kylin presentada en 2007 pretendía en principio justo eso, reforzar los sistemas nacionales frente a ataques externos.

    Esta nueva versión de Kylin OS que se presentará en abril, basada en Ubuntu, incluirá aplicaciones mejor adaptadas al mercado local, como programas de calendario, aplicaciones del tiempo o un buscador de música entre las principales web chinas. Por supuesto, al final el gobierno chino consigue otro objetivo: aumentar el control sobre la infraestructura tecnológica del país y, de paso, sobre sus ciudadanos.

    Aún no hay detalles sobre cómo llegará este sistema operativo al mercado, qué fabricantes lo adoptarán o si también saltará a equipos móviles, además de PCs. Es de esperar que fabricantes locales de ordenadores (Lenovo, por ejemplo) quieran (o no tengan más remedio) que subirse al tren. Lo que está claro es que son malas noticias para los intereses en China de Microsoft, Google o Apple. Gana Ubuntu. 

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez