• El papa Francisco celebra misa de entronización en el Vaticano




    Presentándose como un "humilde" servidor de Dios, el papa Francisco inauguró el martes su pontificado con un llamamiento a luchar por la paz y el medio ambiente, ante más de 100,000 de fieles llegados de todo el mundo a la plaza de San Pedro.

    "El verdadero poder es el servicio, y también el Papa, para ejercer el poder (...) debe poner sus ojos en el servicio humilde", afirmó Francisco, que en menos de una semana se ha ganado a los creyentes con su sencillez y espontaneidad.

    Ante una plaza abarrotada, en la que había 31 jefes de Estado, Francisco instó a los responsables de los ámbitos "económico, político y social" a no dejar que "los signos de destrucción y de muerte" guíen el mundo.

    Y citó a San Francisco de Asís, el santo que inspiró su nombre por su defensa de los pobres y de la paz, para pedir "respeto por las criaturas de Dios y por el entorno en que vivimos".

    "No debemos tener miedo de la bondad, de la ternura", agregó, desatando los aplausos de las entre 100,000 y 150,000 personas presentes, según el Vaticano.

    Al comienzo de la misa, el papa Francisco recibió el palio (larga estola) de lana blanca con seis cruces rojas que perteneció a su predecesor Benedicto XVI, y el simple anillo de Pescador de plata que ha elegido para su pontificado.

    Mientras los fieles asistían con solemnidad a este momento histórico, en Buenos Aires, la ciudad natal del nuevo pontífice, una multitud que seguía en directo la ceremonia a través de pantallas gigantes estalló en aclamaciones y vítores.

    La popularidad del nuevo pontífice del fin del mundo, quedó nuevamente demostrada en su recorrido en papamóvil por la plaza antes de la misa solemne.


    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez