• El Pacto por la Competencia Económica / Alejandro Rosas Marín



    Si algo le ha faltado a nuestro país ha sido una intensa y correcta integración a los mercados globales. La pregunta no es si entramos o no, esa respuesta se dio por sentada hace ya varios lustros. Sin embargo son las fallas sistémicas de México lo que ha permitido grados de desigualdad mayúsculos. El dilema moral no se encuentra en los dueños de empresas multinacionales del más alto nivel y riqueza mundial presentes entre nuestros connacionales, sino en la existencia de éstos y a la vez poblaciones con bajísima calidad de vida dentro del mismo país. 

    El libre mercado tiene fallas, pero también procesos para corregir dichos huecos, la injerencia gubernamental es uno de estos ajustes disponibles.

    El pasado 11 de marzo, el presidente Enrique Peña Nieto presentó su iniciativa de reforma constitucional en materia de Telecomunicaciones. Tiene muchos objetivos claros, varios afectados y muchos beneficiados. En primer lugar se busca que haya competitividad y diluir monopolios; se busca la cobertura universal, así como el establecimiento de precios competitivos y el mejoramiento de la calidad en los servicios y contenidos de televisión abierta y restringida, radio, telefonía fija y móvil, servicios de datos y telecomunicaciones en general. Además pretende insertar plenamente a México en la Sociedad de la Información y el Conocimiento, y explotar todo el potencial que las Tecnologías de la Información y el Conocimiento (TICs) ofrecen. La iniciativa basa su alcance en el fortalecimiento de los derechos fundamentales presentes en el artículo 6° constitucional para ampliar a todas las personas las libertades de acceso a la información, de expresión, y acceso a las tecnologías de la información.


    Políticamente el recordatorio que se envía desde el Ejecutivo es que dentro del sistema de gobierno, el presidente de la República es también el jefe de Estado por encima de las demás fuerzas económicas y políticas; y en cuanto a temas económicos se retoma el principio de competitividad, el cual es el único que hará posible que México despegue como economía emergente de principios de siglo y desarrolle lo mejor de su potencial. En cualquier mercado cuando existe competencia, el consumidor es el mayor beneficiado. En el ramo de televisión tanto Televisa como TV Azteca verán afectados sus modelos actuales de negocio y seguramente desarrollarán nuevas estrategias dentro de un nuevo universo comercial. En telefonía fija y celular, Telmex y Telcel tendrán un proceso muy similar. Sin embargo también es previsible que tanto Carlos Slim Helú incursione con mayor fuerza en el ramo televisivo como Emilio Azcárraga Jean lo haga con mayor ahínco en la telefonía.

    Algunos de los puntos más importantes dentro de esta iniciativa son el reconocimiento pleno al derecho al libre acceso a la Información y al servicio de Banda Ancha. También se prevé que el Ejecutivo federal deje de ser la institución que determine el otorgamiento y revocación de las concesiones en materia de telecomunicaciones y radiofónicas. Y por supuesto, establecer los mecanismos para mejorar la calidad de servicios y contenidos, además de incentivar mercados competitivos en estas materias. Se da mayor fortaleza a la Comisión Federal de Competencia (CFC); se crean Tribunales especializados en materia de competencia; se establece una Agenda Digital Nacional y se da acceso a banda ancha en edificios públicos; se refuerza la autonomía de la COFETEL; se crean la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), como órganos constitucionales autónomos, entre otras.

    Iniciativa presentada por el Ejecutivo en materia de Telecomunicaciones: http://www.presidencia.gob.mx/wp-content/uploads/2013/03/Iniciativa-Reforma-Constitucional-Telecom.pdf



    La iniciativa para reformar la Constitución mexicana en materia de Telecomunicaciones es un proceso ambicioso de gran repercusión nacional y que encuentra sus orígenes en amplísimos estudios no solo de esta administración, pero también de organizaciones sociales, empresas, partidos políticos y centros de estudios así como de universidades. No es una ocurrencia con intenciones meramente mediáticas. De hecho es un proyecto pactado y consensuado con los tres principales partidos políticos de México (PAN, PRD y PRI) suscritos dentro del “Pacto por México” (http://pactopormexico.org/).

    Esta reforma pretende abrir los espacios para la competencia en materia de telecomunicaciones. El esfuerzo será titánico para todas las fuerzas políticas y económicas de México, pero la competencia económica tendrá que incentivarse en todas las áreas económicas nacionales para poder potenciar el talento de las y los mexicanos y posicionarnos como una economía emergente.


    Alejandro Rosas Marín

    @AleRosasM


    ---
    Alejandro Rosas Marín es politólogo por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, con estudios en Derecho por la misma universidad. Tiene estudios opinión sobre política y campañas políticas en la Universidad Pontificia de Salamanca en España. Egresado del Diplomado ‘Liderazgos Progresistas para la Democracia’ de la Fundación Friedrich Ebert Stiftung (FES) en México del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD). Fue asesor legislativo en la Cámara de Diputados, analista político en el despacho Alemán Velasco Miguel y Asociados S.C. Miembro fundador del grupo político Chilangos Priistas y Movimiento PRI.mx. Miembro del Grupo de Observadores Electorales Mexicanos (GOEM) para las elecciones presidenciales de 2008 en Estados Unidos. Miembro Fundador y ex Coordinador General del “Círculo de Estudios Eduard Bernstein. Tertulias socialdemócratas” en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF). Fue asistente de investigación con el Dr. Jean François Prud´homme en la Coordinación General Académica del Colegio de México. Ex Consejero Académico del Área de las Ciencias Sociales en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM).



    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez