• El ataque "químico" en Siria fue con cloro




    El gobierno sirio envió a investigadores de Naciones Unidas los resultados de las pruebas realizadas en sangre y tierra obtenida del lugar donde ocurrió un misterioso ataque que mató a 25 personas e hirió a más de 110.

    Siria acusó que los rebeldes usaron armas químicas en un ataque el martes pasado en Khan al Asal, en la provincia de Aleppo, según medios estatales. Funcionarios de la oposición han repetido que los rebeldes no tienen acceso a armas químicas o a los misiles necesarios para usarlas en un ataque.

    Otros líderes rebeles han argumentado que fueron las tropas sirias las que dispararon “cohetes químicos” contra civiles y fuerzas de la oposición.

    El presidente Barack Obama y otros funcionarios estadounidenses han dicho en días recientes que no hay suficiente evidencia de inteligencia para sostener que los rebeldes han usado armas químicas contra el gobierno.

    Un funcionario militar estadounidense familiarizado con el reporte de inteligencia sobre el ataque dijo a CNN que había “fuertes indicios” de que no habían sido usadas armas químicas. Estados Unidos revisó el video de las víctimas publicado por la televisora estatal.

    Los analistas creen que la gente en el video fue deliberadamente expuesta a un agente cáustico como el cloro, según un funcionario. Pero eso no sería lo mismo que usar armas químicas. 

    Este domingo, ITN reportó que una pequeña cantidad de cloro fue mezclada con una solución salina usada en un cohete casero, según tres médicos y oficiales militares anónimos que citaron información del gobierno sirio.

    “Todas las fuentes han dicho que hay un patrón de víctimas sufriendo una variedad de complicaciones respiratorias que va desde una respiración difícil, fatiga y vómito hasta la pérdida de la conciencia y la muerte”, escribió el reportero Alex Thomson en su blog. “En la mayoría de los casos no había señales de ninguna explosión convencional en términos de laceraciones externas, quemaduras o fracturas”.

    Las muestras de sangre de las víctimas, las muestras de tierra y los restos del cohete fueron enviados a las Naciones Unidas, reportó Thomson.

    Las fuentes citadas por Thomson indicaron que el cohete fue disparado desde un área que había sido controlada durante “algún tiempo” por el grupo radical islamista Frente al Nusra. El grupo es uno de los más efectivos en la resistencia siria, integrado por combatientes extranjeros con experiencia en Iraq y otros lugares. En diciembre, el Departamento de Estado de Estados Unidos incluyó al grupo en un lista de organizaciones terroristas vinculadas con al Qaeda en Iraq.

    Thomson destacó que en una guerra ambos lados mienten, pero que esta “es el reporte más detallado hasta ahora de lo que los sirios creen que ocurrió”.

    El gobierno sirio envió la semana pasada una solicitud escrita a Naciones Unidas para una investigación. Gran Bretaña y Francia presentaron requerimientos similares.

    Los analistas creen que el gobierno sirio tiene uno de los más grandes arsenales de armas químicas en el mundo. Concretamente, se cree que posee gases sarín, mostaza y VX, prohibidos por las leyes internacionales. El gobierno sirio ha negado la acusación.

    La Convención de Armas Químicas prohíbe la producción, almacenamiento y uso de armas químicas y biológicas. Siria no es uno de los 188 firmantes de la convención.

    En meses recientes, varios reportes han indicado que las fuerzas sirias desplazaron algunos de sus arsenales químicos, posiblemente debido al deterioro en la seguridad en el país, elevando temores de que el armamento pueda caer en manos de vínculos relacionados con al Qaeda que trabajan con la oposición en busca de la salida del presidente Bachar al Asad.

    CNN Mexico

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez