• Más de la mitad de los mexicanos no cree que se aclare la explosión en Pemex





    Un poco más de la mitad de la población a nivel nacional (55 %) cree que la explosión en las oficinas administrativas de Petróleos Mexicanos quedará sin resolver. Los más escépticos son los habitantes del Distrito Federal, pues el 77 % de los capitalinos cree que las autoridades no aclararán las causas del estallido en el edificio de Pemex.

    A tres semanas de la tragedia, que dejó un saldo de 37 muertos y un centenar de heridos, las investigaciones continúan y se extenderán por más tiempo. De acuerdo con la Procuraduría General de la República, son muchas las investigaciones que se tienen que hacer para determinar cómo fue que se acumuló el gas que provocó la explosión. No obstante, los mexicanos tienen sus reservas pese a que las autoridades señalaran, en un informe preliminar, que el estallido fue circunstancial y por el momento no hay responsables ni rastros de una acción premeditada .

    El más reciente estudio de Parametría, evidencia la importancia que tuvo el suceso en la población y el nivel de credibilidad que se tiene en las autoridades. Los mexicanos casi en su totalidad se enteraron del lamentable suceso ocurrido en la Ciudad de México, el nivel de conocimiento en el Distrito Federal, es mayor que en el resto del país debido a la ubicación de la tragedia.A nivel nacional, las opiniones sobre el posible origen de la explosión están confrontadas: 43 % de los entrevistados cree que lo ocurrido fue un accidente, y otro 43 % afirma que lo acontecido fue intencional. Esta percepción varía un poco en los estados: el 44 % piensa que la detonación en las oficinas de Pemex fue fortuita, y el 41 % asegura lo contrario.

    En la Ciudad de México, el porcentaje de encuestados que especula que la explosión fue planeada es mucho mayor: 61 % de los defeños asevera que lo sucedido fue un atentado; sólo el 31 % expresa que fue un accidente. Posiblemente, la cercanía con el lugar de la tragedia, algunas inconsistencias en las explicaciones (como las diversas fuentes del gas, el tipo de gas que generó el estallido ), y la tardanza en los informes sobre las causas del incidente han fomentado en los habitantes de la Ciudad de México la idea de un atentado.
    A nivel nacional, las opiniones sobre el posible origen de la explosión están confrontadas: 43 % de los entrevistados cree que lo ocurrido fue un accidente, y otro 43 % afirma que lo acontecido fue intencional. Esta percepción varía un poco en los estados: el 44 % piensa que la detonación en las oficinas de Pemex fue fortuita, y el 41 % asegura lo contrario.


    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez