• Inicia juicio contra el ‘policía caníbal’ en E.U.




    Kathleen Mangan, la esposa del policía de Nueva York acusado de planear el secuestro de mujeres para comérselas lloró  ante el tribunal al tesitificar el horror que sintió al descubrir que estaba en la lista de las potenciales víctimas de su marido, dijo la agencia AFP.

    La mujer encontró correos electrónicos en los cuales su esposo, Gilberto Valle, discutía cómo secuestraría, torturaría y se comería a algunas mujeres y a ella misma, informó la agencia AP.
    “A mí me iba a amarrar por los pies, me cortaría la garganta y luego vería cómo me desangraba”, relató Kathleen Mangan, de 27 años, al jurado que la escuchaba en la corte de Manhattan.

    Mangan-Valle dijo que primero descubrió que su esposo -de 28 años y quien se declaró "no culpable" de conspirar para secuestrar- visitaba sitios web dedicados a fetiches sexuales violentos, cuando ambos criaban a su pequeña hija, mencionó la agencia AFP.

    Acusado de conspirar para cometer secuesto

    La mujer también contó que leyó los planes que Valle tenía para poner a una amiga dentro de una maleta para de esa forma sacarla de un edificio y asesinarla. Otros planes, según dijo, incluían que dos mujeres fueran “violadas, una al frente de la otra, para que sintieran más temor”, al mismo tiempo que otra mujer era quemada viva, a fuego lento, según AP.

    “El sufrimiento de ellas sería su disfrute, por lo que él quería que durara lo más posible”, dijo la mujer en el primer día de testimonios en el caso contra el expolicía Gilberto Valle, de 28 años, y a quien se le acusa de conspirar para secuestrar a una mujer y hacer uso inapropiado de la base de datos de su trabajo para construir una lista de potenciales víctimas.

    Valle ha sido bautizado como el policía caníbal pues los relatos de su esposa, entre otros testimonios, apuntan a que los secuestros de mujeres serían con la intención de comer su carne, agregó AP.


    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez