• Cómo leer etiquetas nutricionales




    Las etiquetas de información nutricional comenzaron a ser dispuestas en Estados Unidos durante la década de 1970. Conforme los hábitos alimenticios de ese y otros países cambiaron, los rótulos se incluyeron en las normas de salubridad. Los datos incluidos están basados en una dieta modelo de 2,000 calorías en un adulto común.

    Aprender a interpretar los datos acerca de la comida y bebidas empaquetadas tiene muchas ventajas en cuanto a la salud: permite conocer qué ingredientes benéficos o riesgosos contienen los alimentos que consumimos, elegir aquellos que aporten la dosis de nutrientes necesaria, comparar productos antes de comprarlos y evitar o reducir síntomas de enfermedades crónicas bastante extendidas como la obesidad y la diabetes.

    La finalidad de esta información es ayudar a los consumidores a seguir una dieta balanceada, alcanzar objetivos clínicos (para el caso de enfermos) y entender aspectos elementales de nutrición como, por ejemplo, el hecho de que u alimento con una cantidad mínima de grasa no significa que no tenga calorías que puedan afectar el peso corporal.

    Tamaño de la porción

    Indica el contenido de cada ración y cuántas hay en el producto. Es la clave para calcular los nutrientes y calorías que se consumirán. Hay que multiplicar las cifras de cada porción por el número de porciones que se consuman. Por ejemplo, si se comen dos cucharadas de cierto producto, se calcula el consumo del doble de nutrientes anotados en la etiqueta.

    Contenido energético

    Señala la cantidad de calorías que hay en cada porción. Por lo general se recomienda se recomienda consumir menos del 30 por ciento de calorías derivadas de la grasa.

    Referencia de dosis diaria

    Esta información sirve de guía para conocer si el porcentaje de nutrientes es alto (20% o más) o bajo (5% menos).

    Grasas totales

    Se deben consumir en cantidades moderadas. Los recomendable es comer menos de 20 gramos de grasa saturada (es sólida y la mayoría es de origen animal), y la menor cantidad posible de grasas trans (las que pasaron de ser blandas a sólidas). Un alimento bajo en este nutriente tiene 2 gramos o menos del total de una porción.

    Colesterol

    Es recomendable ingerir menos de 300 miligramos de colesterol por día. Un producto bajo en esta sustancia tiene menos de 20 miligramos por ración.

    Sodio

    Comer a diario menos de 2,300 miligramos de sodio es aceptable. Si la comida tiene 140 miligramos o menos, significa que es baja en sal, nombre común del sodio.

    Carbohidratos

    Se consumen en cantidad adecuadas porque ayudan a generar energía en el cuerpo. La fibra mejora la digestión y lo recomendable es comer entre 25 y 30 gramos todos los días.

    Proteínas

    Contribuyen al fortalecimiento de los músculos. Se encuentran en frutos secos, carne, huevos y productos lácteos.

    Vitaminas y minerales

    Las etiquetas pueden contener las vitaminas y minerales que aporte el producto; las más comunes son la A y la C. La meta es alcanzar el 100 por ciento de los requerimientos diarios de estos nutrientes.

    Recomendaciones

    Aunque el valor nutricional de la etiqueta se basa en una dieta modelo, es necesario que cada persona acuda con su nutriólogo para evaluar la cantidad de calorías que requiera cada día según su edad, sexo y actividad diaria.

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez