• ¿Por qué Peña Nieto no rebasó el tope de Campaña?



    Desde meses antes que la Coalición Compromiso por México entregara el informe definitivo de gastos de la campaña presidencial, ya sabía que, aplicando las maniobras contables adecuadas, la imposición de una multa por rebasar el tope sería prácticamente imposible.

    Los vuelos privados, los actos masivos y todos los gastos en que incurrió Peña para promoverse están regulados por el artículo 177 del Reglamento de Fiscalización.

    Los apartados A y B estipulan la forma en que los partidos —o en este caso, la Coalición— pueden repartir el gasto de campaña.

    La regla, surgida de la reforma electoral de 2011, da lugar a que, con acucioso registro contable, el candidato presidencial pueda librarse de cargar con la mayor parte de los gastos.

    El apartado A del artículo 177 obliga a que 50% del gasto en cualquier acto propagandístico (mitin, espectacular, panfleto, etcétera) se reparta en partes iguales entre todos los candidatos beneficiados. Es decir, si en un evento masivo, Peña Nieto estuvo acompañado por un aspirante a senador y otro a diputado, esa mitad debe dividirse entre tres en el reporte que se entregará a la Unidad de Fiscalización del Instituto Federal Electoral.

    El apartado B, en cambio, da espacio a libertades. El otro 50% del gasto en el mismo acto puede repartirse como mejor le venga al partido. Siguiendo el ejemplo del evento masivo, el partido puede asignar 1% de esa mitad a Peña Nieto y el 99% restante al candidato a senador y al candidato a diputado que lo acompañaron. Cualquier combinación está permitida.

    Además, los partidos tienen la libertad de informar criterio establecido para repartir esa segunda mitad en el reporte final de gastos. Puesto de otra manera, todos los partidos tienen cuatro meses, entre el fin de la campaña y la entrega del informe, para jugar con las cifras.

    ¿Cómo se libra Peña Nieto de la multa?

    La Coalición Compromiso Por México entrega el 8 de octubre de 2012, el informe de gastos de Enrique Peña Nieto. El monto que reporta: 241 millones 815 mil 461 pesos, según consta en el Proyecto de Resolución que esta mañana votarán los Consejeros del IFE. Para llegar al tope, Peña Nieto tendría que haber gastado 94 millones más.

    Una vez entregado el reporte, la Unidad de Fiscalización inicia la revisión y comprobación. En  ese proceso se le suman a Peña Nieto 85 millones 711 mil 558 pesos por “diversos incumplimientos”. De esa manera su gasto de campaña llega a los 327 millones 527 mil 020 pesos. Se acerca al tope de gastos de campaña pero aún cuenta con un ‘colchón’ de más de 8 millones.

    Ya en 2013, y como producto de las investigaciones del Caso Monex Tarjetas —resuelto apenas la semana pasada—, la Unidad de Fiscalización encontró 50 millones 508 mil 891 mil pesos que, de haberse sumado enteros a la campaña presidencial, habrían significado rebasar el tope por 12%.

    Es aquí donde la laxitud del apartado B del artículo 177 permite una labor de ingeniería contable  que salva a la Coalición PRI-PVEM de una multa.

    Una mitad de los 50 millones se divide en partes iguales entre todos los candidatos beneficiados por la entrega de las tarjetas. Hasta ahora, el número de beneficiados no es público.

    La otra mitad de los 50 millones se divide de manera discrecional, de forma que a Peña Nieto sólo le corresponden 3 millones 963 mil 163 pesos de todo lo gastado en el Caso Monex.

    Gasto total de Peña Nieto en la campaña Presidencial: 327 millones 527 mil 020 pesos.

    Monto que lo aleja del tope: 8 millones 585 mil 063 pesos.

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez