• Causa indignación político de Oaxaca que caza animales en peligro de extinción




    Pruebas fotográficas muestran exhibiendo al jefe de la Unidad de Atención Ciudadana de Oaxaca, Luis José Larumbe Mendoza, un venado, un tapir, un cocodrilo y hasta a un jaguar en grave peligro de extinción, sobre un vehículo público. 

    Ser empleado del Estado es una cuestión de honor. Una responsabilidad de verdad importante porque involucra  tanto al país como a los ciudadanos. Es por eso que cuando conocemos casos de corrupción que atentan a la mentada "vocación de servicio público" nos dan arcadas de puro coraje.

    Este es un caso de verdadero horror practicado por el  jefe de la Unidad de Atención Ciudadana de Oaxaca, Luis José Larumbe Mendoza, quien utilizando no solo el vehículo de las dependencias del Servicio de Salud, sino también a sus subalternos, cazó a un venado, un tapir, un cocodrilo y hasta a un jaguar en grave peligro de extinción.

    La guarrada cometida podría dejarlo durante nueve años tras las rejas según señaló  la delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Laura Aguilar Chagoya. Y agregó que “si alguien del sector estatal comete estas irregularidades, el gobernador Gabino Cué debe saber esto, porque es un ambientalista que no puede tener a alguien de ese tipo en su gobierno”.

    Esperemos que pague, pues actos  tan ruines como éste sólo nos hablan del abuso de poder y la impunidad que algunos funcionarios de alto, o más bajo escalafón como es el caso, incurren al aprovecharse de la falta de fiscalización del entramado burocrático que esconde vicios tan deleznables como éste.

    En todo caso ya sabemos que estos pinche cabrones personas como estas tendrían un grave complejo según el estudio de Dimunitive Male Genitalia Disorder que descubrieron la relación entre un pene anormalmente pequeño o disfuncional y la afición a la caza.

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez