• Finge embarazo, parto y hasta cremación de gemelos



    EL UNIVERSAL.- Durante meses Fabiola Yáñez Martínez le hizo creer a su esposo y a su familia que estaba embarazada. Su mentira acabó el 18 de octubre pasado, día del supuesto parto, cuando fingió que los gemelos que esperaba murieron por la mala atención que recibió en un hospital del gobierno de la Ciudad de México y la obligaron a cremarlos.
    Su familia la llevó a denunciar la supuesta negligencia y ahí, ante el Ministerio Público, tuvo que confesar la verdad.


    Inició la mentira
    En febrero pasado Fabiola, de 25 años, se realizó una prueba casera de embarazo que resultó positiva. La noticia llenó de alegría a su esposo y a sus familiares, pues sería su primer hijo.
    Durante semanas todo parecía ir bien pero a finales de junio tuvo una hemorragia por lo que acudió a un consultorio donde le indicaron que su embarazo había sido psicológico.
    Según ella, como ya tenía programado el baby shower y todos deseaban a ese niño decidió ocultar la verdad. A partir de ese momento inició su farsa. Días después les dio la noticia de que tendría gemelos, para respaldar su dicho elaboró, supuestas recetas y un expediente médico redactado por un ficticio doctor “Antonio Rivera Cisneros”.
    Los papeles que creó durante las semanas siguientes tenían logotipos del GDF, que obtuvo de diferentes páginas de internet. Durante todo este tiempo su marido y familia siguieron con los preparativos para recibir al nuevo integrante de la familia.


    Se escabulle
    El pasa18 de octubre fingió dolores de parto por lo que acudió junto con su esposo, al Hospital Materno Infantil de Magdalena Contreras. Sin embargo dijo que la habían regresado. Por la tarde aseguró que las contracciones eran más fuertes por lo que su marido la llevó de nueva cuenta. Llegaron antes de las seis de la tarde.
    El hombre la dejó en el acceso principal, ella entró y salió por otra puerta y subió a un taxi para trasladarse a Ciudad Universitaria donde recibe tratamiento en la Facultad de Odontología.
    Horas después regresó al hospital, pero antes, pasó a recoger una caja de madera con cenizas que ya tenía preparada y que según dijo, se la consiguió una amiga.
    Al estar frente a su marido, le dijo: “Perdí a los niños”. Comenzó a llorar y le mostró la caja blanca que tenía en su interior, las supuestas cenizas.
    Su hermana la llevó a denunciar los hechos al MP, pues según dijo los doctores le informaron que sus hijos murieron sin explicar las causas y la obligaron a que aceptara que los cremaran; además aseguró que la dieron de alta contra su voluntad.
    Pero ahí cayó en contradicciones y terminó por confesar su mentira.

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     
    El Tiempo en Acapulco De Juárez